¿Cómo empezó EJU?

Su sueño era ser azafata, para poder viajar por todo el mundo. Al terminar el colegio, como muchos de sus amigos no tenía idea de qué hacer después, sabia que tenia que seguir estudiando, pero qué!?. Su papá le llevaba periódicos y revistas todos los domingos y le mostraba como el campo del turismo empezaba a crecer y prometer un lindo futuro (de viajes? ojalá!).

Laura probó Hotelería y Turismo en la Universidad Nacional.

En el segundo año de la carrera, su mamá le pidió que presentara una propuesta de viaje de fin de año al 6to grado del colegio de su hermanito menor, ella tomó el desafío y se inmerso en el gran misterio de organizar un tour.

Luego de llamadas, mails, visitas a proveedores y más mails, con 21 años, se presentó en trajecito y zapatos altos a la reunión de propuestas ante los padres del curso y otras agencias de viajes, con una seguridad no tan segura presentó su paquete; este consistía en un día de paseo a la Hidroeléctrica de Itaipú y por la tarde al parque acuático, Acquamania, en Foz. Luego de muchas preguntas de los padres, finalmente, le dijeron que su paquete era el elegido!.

El viaje se realizó y todo salió genial. Ahí ocurrió; ese momento en el que te decí­s a vos mismo ESTO ES LO QUE QUIERO HACER CON MI VIDA.

Volviendo en el bus a Asunción, una de las madres pidió la palabra y la felicito por la organización del viaje y trabajo con el grupo, todo el bus aplaudió. Click! No hizo falta más. Reconoció que su camino era la organización de viajes.

Pero ahora como continuaba? El siguiente paso, era trabajar en una agencia de viajes!

Consiguió entrar a una, pero sus dí­as eran muy aburridos. Entraba muy temprano y salía muy tarde. Todo su dí­a habí­a pasado frente a una computadora intentando vender vía mail paquetes de viajes que ni siquiera a ella le atraían. Se acercó a su jefe y le propuso crear viajes para ellos, organizarlos, buscar destinos o congresos interesantes y formar grupos. Al jefe la idea le encantó y a ella, mientras conversaba con él, se le prendí­a la lamparita.. si era eso lo que quería hacer, lo tenía que hacer para ella y no para otros… Así­, al tercer día de trabajo, renunció.

EJU entonces, nació en el 2013, con la organización del viaje al Encuentro Latinoamericano de Diseño en Buenos Aires. Buscó un buen transporte, un lindo hostal para hacer el viaje más económico y agregó el Parque de Diversiones de La Costa en su paquete. Creó un afiche con pobres habilidades de diseño gráfico y caradura fue a las universidades a pegar afiches y entrar a los cursos a hablar con los alumnos para lograr que se inscriban a su viaje. Tras los primeros inscriptos al viaje se arriesgó y pagó las señas del bus y alojamiento. El terror iniciaba, sentía mucha preocupación por las noches, no podí­a dormir por las dudas que inundaban su cabeza con cuestiones como: y si el bus no se llena? y si decepciono a la gente? y si algo sale mal?

Gracias a Dios y a las fuerzas del universo no se rindió. El bus se llenó y el viaje inaugural arrancó. Todo salió genial, conoció gente increí­ble que la fue ayudando en el camino y seguidores fieles de la nueva agencia de viajes creada de solo muchas ganas. De este viaje inaugural se formaron nuevos amigos, nuevas parejas y hasta familias, aha.

Laura estudió una Maestría en Gestión del Turismo Internacional en Barcelona con el objetivo de hacer crecer y estructurar a EJU de la mejor manera. Nunca consiguió ser azafata, a veces los planes que Dios tiene para uno son distintos a los que uno pensaba, lo importante es que cada paso hecho sea encaminado a un sueño, el de ella, conocer el mundo y no quedarse siempre en un mismo lugar. Su deseo actual es hacer de EJU una agencia de Roadtrips online, que funcione perfectamente desde donde ella esté y sea reconocida a nivel regional como un emprendimiento de alto servicio en calidad, con propuestas de viajes creativas y facilidades económicas para que todos los aventureros de corazón que la siguen puedan también, conocer el mundo.

EJU nació de una persona que tuvo ganas de emprender con una idea y tener el control de su propio camino. El secreto para emprender es bastante simple, tirarse a la piscina. Por que, qué es lo peor que puede pasar? y si eso pasara, sería tan grave? y si no lo haces, podrí­as vivir con eso? o te martillará toda tu vida?.

El equipo de EJU cree que lo que necesita el mundo, es más gente que ame lo que hace. Tirate a la piscina!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *